dijous, 23 d’agost de 2007

Fueron los celos......

Diu la canço de La Unión, fueron los celos y no yo, si de algo soy culpable es de amor, sólo pretendía guardar algo de mi posesión...... avui, un altre cop, i van ja 55 aquest any, han matat una dona, l'argument.. la gelosia.... a cops de martell, que pateixi força!.
Mortes per els seus "estimats" i "amants" parelles, mortes per l'absurd d'un masclisme que no para.
I encara que les lletres cauen en un sac vuit, jo no puc deixar passar, un cop més, un altre assasinat.
I pensar com m'agrada la Unión, soc fan incondicional, però avui he escoltat 2 cops aquesta canó i m'he esgarrifat. Justifica lo injustificable.



2 comentaris:

querida_enemiga ha dit...

A mi el que més m'esgarrifa és la manera en què les maten... No hi ha manera justificable ni "millor", hi estem d'acord. Però... els mètodes tan brutals que fan servir, reflecteixen l'odi tan gran que els mou a fer aquests crims. És brutal i terrorífic.

imagina ha dit...

Imagino que la intención del autor de la letra va dirigida a una visión poética de la relación amorosa. Por lo menos se justifica de sus palabras, no de sus actos. Suponemos que aún no ha llegado al maltrato.
“La mate porque era mía”. No olvidemos que desde tiempo inmemorial, las letras de las canciones han hablado de celos, “l'amour fou”, la posesión irrenunciable de la persona amada, etc.

No entiendo demasiado lo que quiere decir Breton, con la frase: “No niego que el amor tenga disputas con la vida; afirmo que aquél debe vencer y por eso elevarse a una conciencia poética tal de sí mismo que todo lo que encuentre necesariamente hostil se funda en la hoguera de su propia gloria.” (André Breton), pero no me suena a nada pacifico y tranquilizador.

Un tango que cantaba mi padre decía más o menos:
“Sr. comisario, soy un criminal.
La prueba de la infamia la traigo en la maleta, un mechón de pelo d’ella y el corazón de él”

Petonets calorosos