dijous, 9 de maig de 2019

La mosca.....


El presidente de la corporación financiera se puso las manos en la cabeza, soltó un largo gemido, no placentero. Y ese error?, esos dos ceros de más en los beneficios comunicados a los miembros de la sociedad?
Tenía que buscar un culpable y lo tuvo claro, el vicepresidente, sería el culpable de tremendo error.
El vicepresidente, curtido en mil batallas, viendo venir el descalabro, decidió que la culpa era de su secretario, había entrado mal los datos, que pasar de beneficios 0 a 100, había que colocar el muerto a alguien que no fuera él.
El secretario lo vio venir, este vicepresidente, que se pasa el día en comilonas pagadas por la empresa, en viajes a los que va acompañado y no por su "querida" esposa, y en la que gasta gran parte de  esos beneficios, me quiere culpar, busquemos un cabeza de turco.
La culpa será del de mantenimiento, las maquinas no van como deben, hay que estar mas pendiente y este, el de mantenimiento pasa muchas horas en el sótano, comiendo y mirando series a costa del wifi de la empresa en ese móvil de baratillo que utiliza.
El de mantenimiento, viejo gato en la casa, decide que la señora de la limpieza, la última "mona" de la casa, al limpiar un teclado, seguro que marcó alguno de esos ceros de más que quedaron plasmados en el documento final enviado a los socios y que les había hecho creer que este año se llevaban unos enormes beneficios, a costa de no subir el sueldo al personal más bajo.
La señora de la limpieza, no es gata vieja, es lista, cuando es llamada al despacho del presidente para ser culpada y despedida, esgrime su viejo móvil, y en presencia de todo el escalafón muestra al presidente de la compañía dando un puñetazo al teclado, intentando matar a una mosca muy pesada,  el día que descubrió las enormes pérdidas, de rabia, puñetazo que marcó esos dos ceros de más, que pasaron de negativo a positivo el resultado y demostró, vídeo en mano, que tiene un hijo teleco i ha sacado las imágenes, que des de ese día, no funcionaba el número 0.
Y es que si estás al final de la cadena, no saques genio, saca imaginación, siempre querrán que seas culpable de su propia incompetencia.